El tabú de la seducción

El tabú de la seducción

¿Qué es lo primero que se piensa cuando leemos por ejemplo “curso de seducción”?

Usualmente se piensa: “pero qué loser, qué perdedor”, “no sabe levantar”, “que desesperado”, “no podés gastar tu plata en eso”. Todo porque el sistema de creencias de la sociedad dice que nuestro éxito con las mujeres está ligado a nuestra masculinidad, en pocas palabras si no sabés levantar, no sos hombre.

Vivimos en un mundo lleno de condicionamientos lo cual nos hace mal como sociedad; “que loser si no sabes levantar”, “que winner ese tiene muchas pendejas”, “que trola esa se acuesta con todos”, “a las mujeres le levantas con dinero”. Y que feo es que la gente piense todavía que solo con dinero podés ser atractivo. Este conjunto de creencias limitantes nos impide crecer en libertad como sociedad. Realmente muy poca gente piensa que la seducción le puede servir como herramienta para mejorar los diferentes planos de su vida.

Pero ¿Y qué pasa si te dijera que no hay por qué tener vergüenza, que es una habilidad más que puede ser desarrollada como cualquier otra? Y que no sos menos hombre o menos mujer por querer aprender más sobre esto.  Es como aprender a manejar, a cocinar o a ejecutar un instrumento.

“Si, pero enseñan trucos para manipular mujeres para solo para tener sexo con ellas”. Si fuera solo por sexo, lo más fácil es contratar un servicio de acompañante, es más fácil, no perdes tiempo e incluso es más económico. El de estudiar seducción no es el camino más fácil, es valerse de uno mismo. Y claro, los intereses son sexuales también, pero esto va mucho más allá. Me gusta decir que no enseñamos trucos sino principios de atracción: la seguridad, la autoestima, la confianza, dejar el ego de lado, ser equilibrado, etc., son las raíces para la atracción ¿y como logramos eso? Saliendo de nuestra zona de confort, enfrentándonos a nuestros miedos.

Y realmente con esto pensamos formar hombres seguros, equilibrados y confiados para la sociedad por qué no también mujeres).

El hombre seguro no es orgulloso y acepta sin problemas el rechazo de una mujer sin rencor, por ende, es alguien que jamás va a acosar una mujer, esto lastimosamente es un problema mundial no solo en nuestro país. El hombre seguro y equilibrado no es celoso, eso hace que forme una pareja sana y feliz sin control y con plena confianza de parte de los dos. Así que realmente pensamos que hacemos un bien a la sociedad, y cada uno puede estar de acuerdo o no con esto.

Y te felicito porque si leíste esto es porque realmente no te quedaste en el pensamiento de: “con plata nomas, lo demás ya es blablá”, “que estúpido si gastas por esto”, “tenes que ser incogible para entrar a esto”. Podes o no estar de acuerdo con nosotros seas mujer u hombre pero te felicito porque tenes la mentalidad de informarte antes de juzgar, y eso nos hace crecer.

Seducción PY es una realidad, formamos una comunidad enorme y estamos creciendo paso a paso desde el 2015. Podes salir de tu zona de confort y actuar o podes quedarte detrás de una computadora a criticar. Nosotros te invitamos a que te unas.

¡Animáte!

Pablo Campos

Sociólogo. Violinista profesional. Me gusta ayudar a las personas a encontrar una pasión en sus vidas.

Por qué no conseguís levantar por chat (y cómo hacer para conseguirlo)

Por qué no conseguís levantar por chat (y cómo hacer para conseguirlo)

¿Soles navegar en Facebook, Instagram, o Twitter y encontrás a chicas hermosas a las que querés levantar por chat?

Te disponés a escribirlas y los resultados no son los más esperados; ignoran tus mensajes, se tardan años en contestarte, o cuando por fin te responden lo hacen con un monosílabo…?

En este post voy a revelarte por qué no conseguís levantar por chat ya sea en WhatsApp, Instagram, Messenger, ere erea; todo lo que tenga que ver con mensajería de texto privado, y cómo hacer para aumentar tus probabilidades de éxito…

Usas “Hola, que tal” o sus derivados “cómo estas, qué haces”:

Especialmente estas frases tenés que evitar si estás escribiendo a una chica por primera vez.

Ponéte en sus zapatos por un segundo; hay millones de tipos escribiéndola y ella recibe estos mismos mensajes como mínimo 5 veces al día.

Este tipo de mensajes aburridos no aportan nada de valor, evitá esta clase de mensajes tan comunes. Buscá tu propio estilo y sé diferente. Y sobre todo despertar curiosidad y buenas emociones.

No disfrutas de la conversación y esperas siempre algo a cambio:

Muchos tipos están tan desesperados por conseguir un número, o una cita, a veces hasta el punto de obsesionarse.

La ansiedad y la impaciencia son indicadores de baja autoestima y las mujeres huelen de acá a la luna.

Lo que tenés que hacer es disfrutar de la conversación e ir conociéndola sin esperar nada a cambio. Todo fluye mejor de manera natural.

Sos reactivo, o mejor dicho “pichado”:

El que se picha pierde. Ser pichado es también a causa de la ansiedad e impaciencia y éste es uno de los peores errores.

Si ella no te responde tenés que tener en cuenta que nadie en absoluto tiene la obligación de responder a alguien si no quiere.

Últimamente vemos a tipos que llegan hasta el punto de ofender por la excesiva desesperación y lastimosamente esta actitud se está convirtiendo en algo normal.

Es de perdedores estar pichándose porque no recibís respuesta, es lo mismo que actuar como un nene llorando porque no le compraron un helado.

Por el contrario, es de hombres maduros, alfas, super sayayines, saber cuándo retirarse y aceptar que no le gustás si no se muestra receptiva.

En resumen, sé paciente, vaícho.

Estás pendiente todo el tiempo de tu celular:

Este también es un error muy común que es culpa una vez más de la…?

Así es, adivinaste, la famosa impaciencia.

levantar por chat

Cuando estás pendiente de tu celular también se nota a leguas, cuando ella responde después de una hora y vos respondes a los 10 segundos denota que no estás haciendo nada interesante en tu vida y la ponés como tu centro del universo.

No está mal responder rápido. Sí está mal estar pendiente de la conversación como si fuera lo más importante en tu vida.

Mejor buscá cosas interesantes o pasiones en tu vida. Escribí con la chica que te gusta cuando estás más ocupado, así no vas a intentar actuar o hacerte del interesante sino que realmente lo vas a ser.

Si vas a salir con tus amigos respondé solo cada vez que te recuerdes. Los tiempos no importan, que sea siempre con naturalidad.

Tenés miedo de no responder o dejar en visto:

No te asustes si dejás de responder o dejás en visto a una chica por estar ocupado.

Está muy bien estar ocupado saliendo con amigos, conociendo a nuevas personas, siendo un mejor estudiante, aprendiendo nuevas habilidades, o desarrollando una pasión en tu vida.

No tengas miedo de responder al día siguiente o incluso días después si es necesario.

Recordá que una de las leyes de la atracción dice que lo escaso es más atractivo. 

Cuanto menos disponible te muestres, más atractivo vas a ser en consecuencia.

Para terminar, tengo un bonus para vos:

No inviertas más que ella. Si bien nosotros damos la iniciativa, no caigas en el bucle donde ella responde con monosílabos o responde por obligación.

Otro gran error es que ella responde una línea y vos respondes 4 o 5 líneas mostrando mucha necesidad.

En el caso de que ella no te responda y muestre desinterés no trates de forzar la situación, no pierdas el tiempo en una chica que no está interesada en vos porque tu tiempo es oro. Y no cometas el error de culparla por no estar interesada, no es culpa de nadie, no pienses que se cree la gran cosa o esas estupideces porque está en todo su derecho si es que es así.

Recordá que admitir tus propios errores es bueno, y cuanto más sepas sobre esto más atractivo vas a ser 😉

No olvides de seguirnos en todas nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook.

Sentite libre de preguntar cómo formar parte de nuestra comunidad y cuáles son los beneficios como miembro.

Sin nada más que decir,

¡Hasta la próxima amigos!

 

Acerca del autor

 

Pablo Campos

Sociólogo. Violinista profesional. Me gusta ayudar a las personas a encontrar una pasión en sus vidas.